Los límites de la vergüenza ajena

Si tu jefe no sonríe al ver esta foto ¡es cierto, es un capullo!

¿Te ha pasado alguna vez?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
t>